¿Nos perdemos por Escocia?

Cierra los ojos. Imagina verdes, vibrantes y extensos prados. Gira la cara a tu derecha: un espeso bosque. Ahora a tu izquierda: un inmenso mar. Respira profundamente el olor a tierra mojada. Siente en tu piel la brisa húmeda y fresca – bastante fresca, de hecho – de mediados de julio. Sí, julio. Ahora abre los ojos: ¡bienvenidos a Escocia!

Ese es tu gran recibimiento una vez aterrizas y te bajas del avión en el aeropuerto de Edimburgo. Un cielo oscuro te saluda con la promesa de lluvia y la odisea que ello acarreará, pero si has ido o quieres ir a este país eso ya lo sabes porque, o te gusta o sabes que lo que vas a ver en él compensa ese pequeño inconveniente con creces – o ambas.

Si estáis planeando ir a hacerles una visitilla a nuestros amigos los escoceses y os preguntáis qué ver en Escocia, a continuación os proponemos un planing para una visita exprés:

Empecemos el recorrido por Edimburgo, la capital. Ésta se encuentra dividida principalmente por la New Town y Old Town, la calle principal de la ciudad vieja es la Royal Mile, en cuyos extremos encontramos el Castillo de Edimburgo que data del siglo XII, imponentemente situado sobre el Castle Rock, y el Palacio Real de Holyroodhouse, lugar de vacaciones de la Reina de Inglaterra – ambos visitables actualmente. En esa misma calle no podemos dejar de visitar la Catedral de Saint Giles.

Una recomendación: a la caída de la noche, haced un tour de fantasmas. Si algo tiene Escocia y los escoceses son mitos, leyendas, supersticiones y cementerios en mitad de la ciudad que no puedes dejar de visitar – incluso lo hizo J.K. Rowling al escribir Harry Potter para inspirarse con los nombres de sus personajes. Antes de irte de esta ciudad, otro lugar que debes visitar en Edimburgo es Calton Hill, la Colina más famosa de la capital escocesa y cuyas vistas aéreas de la urbe son inmejorables. Ah, desde ahí también podrás divisar el mar.

Pero no nos entretengamos más aquí. Vamos a perdernos un poco.

Desayuna fuerte. Anímate a probar el desayuno típico formado a base de setas, beicon, huevos, salchichas ¡y haggis! – un plato típico que tienes que probar pero que no voy a decirte de qué está hecho. Y coge el coche, el autobús, un taxi, lo que prefieras, pero sobre todo coge un chubasquero y un calzado cómodo y dirígete hacia el norte.

Siguiente parada: Saint Andrews. No puedo dejar mencionar este pueblo considerado como “la cuna del golf”. En él se encuentra el club de golf más antiguo del mundo, el Royal and Ancient Golf Club of St Andrews. Si eres un aficionado de este deporte, puedes reservar campo y jugar en uno de los campos de golf más antiguo del mundo pisado por jugadores de la talla de Tom Watson, Gary Player, Tiger Woods y el español Sergio García. También debes visitar la universidad, una de las más antiguas y prestigiosas de Reino Unido, y su catedral, casi por completo destruida que deja una preciosa estampa de unas inmensas ruinas que miran al mar.

Coge de nuevo tu método de transporte favorito y esta vez no pares hasta llegar a las Highland. Su capital: Inverness. Si eres amante de los deportes extraños y te apetece ver a hombres barbudos pelirrojos divididos en clanes, vestidos con los trajes típicos escoceses – el kilt – acércate por aquí el 21 de julio de 2018 para ver los Highland Games. Aquí se reúnen atletas internacionales, comunidades locales y visitantes de todas partes del mundo para ver la más pura cultura escocesa en forma de eventos deportivos como el lanzamiento de tronco y competiciones de baile folclórico.

Para finalizar dirígete al Lago Ness siguiendo la estela del río homónimo. ¿Un punto ideal para pararse a contemplarlo y buscar al famoso monstruo? El Castillo de Urquhart. Una fortaleza en ruinas a los pies del famoso lago. Uno de los muchos y preciosos castillo de Escocia. ¿Otros?: Glammis Castle, Dunnotar Castle y podría estar así todo el día.

Un viaje exprés no da para mucho más pero Escocia, sus tierras, su gente y sus tradiciones sí. Anímate a conocerlas, a perderte por sus senderos, por sus castillos, por sus islas. Anímate a perderte como quieras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *