Equipaje de mano. Imagen de TheDigitalWay en Pixabay

¿Qué llevar en el equipaje de mano?

Cada vez el coste de los vuelos es menor, sobre todo si conseguimos alguna buena oferta en épocas puntuales del año sin importar la aerolínea que sea. Normalmente estos viajes relámpago o ida y vuelta no llevan incluidos la facturación de la maleta por lo que hay que hacer malabarismo con el equipaje de mano. Os explicamos cómo sacar el máximo partido.

Equipaje de mano. Imagen de TheDigitalWay en Pixabay
Equipaje de mano. Imagen de TheDigitalWay en Pixabay

Los vuelos de ida y vuelta a buen precio por Europa se disparan, aunque las compañías no suelen incluir la facturación de la maleta, acción que aumentaría mucho más el coste del billete, por lo que muchos viajeros deciden hacer un buen uso de los normalmente permitidos 10 kilos de equipaje de mano.

1.- En primer lugar, llévate lo imprescindible en el equipaje de mano y no actúes por el “y si…” o “quizá”… la ropa justa y lo que más abulte te lo llevas puesto. Abrigos pesados, botas de agua, jerseys grandes… El invierno suele llevar aparejado más volumen en la ropa. Infórmate bien antes de viajar que el alojamiento al que vayas tenga cosas prácticas como toallas, secadores, sábanas… así tendrás más espacio para otras cosas.

2.- Aprovecha bien los espacios, el peso y el número de bolsas permitidas. La mayoría de vuelos te dejan llevar el bolso y la maleta de mano. Usa el más grande para objetos que encajen mejor y el más pequeño para otros que tengas que sacar o usar antes. Insistimos en este punto, piensa que te harán sacar antes (líquidos u objetivos electrónicos) para tenerlos a mano.

3.- Líquidos. Todos los líquidos deben ser transportados en una sola bolsa, transparente de plástico, con una cabida máxima de un litro. Es decir, no más de 10 botes de 100 ml. En este apartado entra la colonia, la pasta de dientes, el líquido de las lentes de contacto, champú, gel…

4.- Objetos electrónicos. Estos tendrán que sacarse en bandejas independientes cuando se llegue al control de seguridad. Móviles, cargadores, cámaras, tabletas, portátiles…

5.- Identificación y billete a mano. Teniendo los documentos de identificación personal a mano (pasaporte o DNI -UE-) irás más rápido por los controles del aeropuerto tanto a la salida como a la llegada. Es muy importante que no los pongas en el fondo o perdidos en algún bolsillo oculto.

6.- Moneda. Infórmate de la moneda que ese país usa y de este modo sabrás cómo viajar. Nuestra recomendación es que tengan un cifra en efectivo y el resto con tarjeta. El tema de las casas de cambio es un capítulo diferente y hay mucha fluctuación.

7.- No pierdas de vista tu equipaje de mano nunca y a disfrutar de tu breve estancia. Si es posible investiga antes los lugares más característico para aprovechar al máximo el tiempo.

¡A volar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *